MURALLAS MERIDINAS

Barriada de Ceuta

MUJER MUERTA CEUTA

Monte Yebel Musa Ceuta

BAHÍA DE CEUTA

Vista de Ceuta

MOSAICO

1º portal de blog de ceuta

....REVISTA DIÁRIA CULTURAL Y DE ÓCIO DE CEUTA.... Este sitio en la red pretende la difusión de Ceuta en general a través de sus blogs y colaboradores y unir artículos ya publicados en internet con referencias a Ceuta. Si tienes algo que contar, alguna propuesta que hacer, quieres que te publiquemos alguna foto, etc.., mándanoslo al correo blogceuta@hotmail.es . . ...

miércoles, mayo 24, 2017

Sinagoga de Bet El



Calle Sargento Coriat, 8

Tel: 956510150

Sinagoga de Bet El
Edificio religioso para el culto judío construído en la década de los 70. Mención especial merecen sus vidrieras interiores, de llamativos colores.FUENTE.http://www.destinoceuta.com

martes, mayo 23, 2017

EL FARO DE CEUTA. Diario Republicano Independiente del Norte de África. Ceuta 6 de octubre de 1934

EL FARO DE CEUTA. Diario Republicano Independiente del Norte de África. Ceuta 6 de octubre de 1934..fuente..Paseando por Ceuta

lunes, mayo 22, 2017

EL MISTERIO DEL ESTRECHO

Para los griegos, okeanós era la gran masa de agua que rodeaba el disco de la Tierra y que comenzaba más allá de las Columnas de Hércules, como llamaban al Peñón de Gibraltar y a Ceuta.

Ese gran mar estaba personificado en Okeanós, dios del mar, hijo de Urano y Gea, y marido de Tetis, la madre de Aquiles.

Los romanos lo llamaron Oceanus y los clásicos latinos denominaron Mare Oceanum al Atlántico. La palabra océano fue empleada por primera vez en las letras castellanas en Laberinto (1444), de J. de Mena, pero ya era utilizada desde el siglo XII, como ocean en inglés y océan en francés.

El siguiente trecho de Góngora pertenece a Las firmezas de Isabel (1594).

Las ondas del océano a las firmes rocas hoy tratarán como a navíos, antes que paso te dé. No muevas, Camilo, el pie, que moveré los pies míos adonde el robusto escita, la aljaba pendiente al hombro, a las fieras es asombro de las montañas que habita

domingo, mayo 21, 2017

PRIMER JEFE DE REGULARES


http://webcomputing.org/regulares
El Teniente Coronel Dámaso Berenguer fue el creador y primer Jefe de las Fuerzas Regulares Indígenas de Melilla según se ordenaba en la Real Orden Circular el 30 de junio de 1911. Su constancia ante el mando, el acierto en la elección de los primeros oficiales y su ejemplo personal, hizo que en el escaso periodo de tres meses y partiendo de lanada, la Unidad estuviese lista para el combate y en condiciones de recibir su bautismo de fuego en octubre de 1911 y ganar la primera Cruz Laureada de San Fernando en mayo de 1912. Al teniente Samaniego, primer laureado, le seguirán 14 laureadas más, 67 medallas militares individuales, así como 3 laureadas y 13 medallas militares colectivas.
Muchos han sido los militares que han pasado por tierras del Protectorado Español, pero si hay un nombre ligado a la acción de España en Marruecos, es sin lugar a dudas el General Dámaso Berenguer Fusté.
SU VIDA MILITAR
Nace Berenguer en San Juan de los Remedios (Provincia de Santa Clara), Cuba, el 04 de agosto de 1.873, hijo de don Dámaso Berenguer Benimeti, Coronel de Infantería, y doña Dolores Fusté Ballesteros, de origen cubano. Heredó de su padre, al igual que sus hermanos, Federico, Fernando, Luís y Alejandro, el entusiasmo de la carrera militar, ingresando en 1.889, a la edad de 16 años, en la Academia General Militar, pasando posteriormente a la de Caballería de Valladolid.
En 1.892 es nombrado Alférez y al año siguiente, en calidad de 2º Teniente, destinado al Regimiento de Lanceros de Borbón en Barcelona, de donde pasa a Cuba como primer teniente en 1.894, incorporándose al Regimiento de Caballería de Pizarro, con el que tomó parte en la Columna del general Luque, distinguiéndose especialmente en el hecho de armas de Paso Real. En 1.896 asciende a Capitán por méritos de guerra, primero de los cuatro que conseguiría de este modo, siendo nombrado Ayudante de Campo del General Luque.
Después de una brillante actuación en Cuba, regresa a la península en 1.898 donde pasa como Ayudante de Campo del General Luque, Capitán General de Andalucía. Este mismo año se casa con su prima doña Ana María de Elizalde, con la que tuvo dos hijos, Ana y Dámaso y asciende a Comandante nuevamente por méritos de guerra. Durante parte de 1.907 recorre Italia en Comisión, y ya en 1.909 asciende a Teniente Coronel por antigüedad, siendo nombrado Ayudante del Ministro de la Guerra, General Linares, y poco después Comandante Militar de Aranjuez.
Al iniciarse la Campaña de 1.909 en Melilla, participa activamente al mando del Grupo de Escuadrones de Cazadores de Melilla, de donde pasó a organizar el Regimiento de Taxdir, y ya en 1.911, las Fuerzas Regulares Indígenas de Melilla, creadas el 30 de junio de ese mismo año.
Con esta Unidad participó en innumerables combates, ascendiendo a Coronel por méritos de guerra (febrero de 1.912) y posteriormente a General de Brigada (junio de 1.913), empleo en el que se le confirió el mando de una Brigada Provisional compuesta por Unidades de la Milicia Voluntaria de Ceuta, el Tabor de Tetuán y las propias Fuerzas Regulares, siendo recompensado por sus relevantes méritos al mando de las mismas con la Gran Cruz Roja del Mérito Militar pensionada.
En febrero de 1.916, fue nombrado Gobernador Militar de Málaga y General de la 2ª Brigada de la 4ª División, dando por concluido un periodo de más de cinco años de campaña en Marruecos, campaña que le reportó el justo prestigio conseguido por sus excelentes cualidades militares demostradas sobradamente a lo largo de esos años.
En 1.918 es nombrado Subsecretario de la Guerra en el Gobierno Nacional presidido por don Antonio Maura, ascendiendo a General de División poco después (junio de 1.918). A petición del Rey Alfonso XIII en noviembre de 1.918 fue nombrado Ministro de la Guerra, cargo que desempeñó hasta su nombramiento como Alto Comisario de España en Marruecos el 26 de enero de 1.919,dándosele además el cargo de Comandante Militar en Jefe.
En 1.920 cuenta con un hecho importante que marcó un hito en su carrera y en la historia de las Campañas de Marruecos, la ocupación de la ciudad santa de Xauen, el 14 de octubre. Por este motivo sería recompensado con el título de Conde de Xauen. En julio de 1.921 le sorprende el derrumbamiento de Melilla, hechos por los que sería procesado y condenado a prisiones militares, dimitiendo de su cargo el 13 de julio de 1.922.
En julio de 1924, fue amnistiado, reintegrándose en su anterior situación, siendo ascendido a Teniente General y nombrado, en 1.925, Capitán General de Galicia. En agosto de 1.926 es nombrado Jefe de la Casa Militar del Rey y Comandante General del Real Cuerpo de Guardias Alabarderos, cargos que ocupa hasta enero de 1930.
SU VIDA POLÍTICA
Tras la dimisión de Primo de Rivera, fue nombrado Presidente del Consejo de Ministro y Ministro del Ejército, cargos de los que dimite el 14 de febrero y 14 de abril de 1.931 respectivamente.
Tras las elecciones del 12 de abril de 1.931, prometió servir a la República, ingresando el 6 de septiembre nuevamente en prisiones militares. Con su amnistía, poco después, se puede dar por terminada su carrera, una trayectoria militar y política que siempre estuvo encaminada y enfocada al servicio de España, actuando allí donde más se le necesitó.
En los últimos años de su vida residió en San Sebastián, alejado de toda actividad militar y política, dedicado a su eterna afición: sus estudios de arte, en los cuales fue un gran entendido. Aficionado a la lectura, conocedor del árabe, francés e inglés, compaginó su vida militar con la escritura, llegando incluso a publicar a lo largo de su intensa vida algunos libros y cuantiosos artículos de tema militar, entre los que destacan: En 1.915 colaboración en la Revista de Caballería; 1.916 colección de crónicas en la “Correspondencia de España”; 1.918 “La guerra de Marruecos. Ensayo de una adaptación táctica” y en 1.923, “Campañas en el Rif y Yebala” -Notas y documentos de mi diario de operaciones-, correspondientes al periodo de 1.921-22.
Otra obra suya, de gran éxito y carácter político, fue “De la Dictadura a la República”, editada en 1.946, así como la segunda parte de las “Campañas en el Rif y Yebala”, centrada en la ocupación de Xauen y monte Mauro, correspondiente al periodo 1.919,1.920 y 1.921, publicada en 1.948.
Muere en Madrid el 2 de junio de 1.953, celebrándose el sepelio con gran sencillez en la Sacramental de San Lorenzo, según sus deseos.
ÍMPETU Y DEDICACIÓN
Berenguer forma parte de esa legión de hombres que en algún momento de su existencia cruzaron sus vidas con el vecino país, convirtiéndose en los verdaderos protagonistas de la Historia de España en uno de sus periodos más complicados y difíciles, el primer tercio del siglo XX, y aunque no consiguió ser Laureado, ni Medalla Militar, imprimió carácter a la Unidad más condecorada del Ejército español, a cuyo frente obtuvo dos ascensos por méritos de guerra, así como el prestigio personal y militar que marcaría su vida.
Ya era Teniente Coronel cuando pisó las tierras ocupadas por España en el inicio de la acción a sus gentes, y una fe sincera y sentida a la misión que España tenía encomendada en su zona de influencia, así como la capacidad de soportar las innumerables dificultades y penalidades de la vida en campaña, terminaron de forjar su carácter como militar, donde sobresalía como cualidad de su personalidad, su serenidad.
MANDO DE REGULARES
En 1.911, sus conocimientos del árabe y de los marroquíes, su integración plena con los compromisos que España había adquirido para su acción de protectorado y su minucioso estudio del momento de España en la Zona, le hacían el más idóneo para el mando de las recién creadas Fuerzas Regulares Indígenas de Melilla, por lo que el general Luque (Ministro de la Guerra) no dudó en nombrarlo Jefe de los Regulares.
Había llegado su momento. Pero sigamos mejor el relato de su vida para hacernos una idea del mérito de Berenguer como persona y como militar, hasta tal punto de ser reconocido sobradamente por S. M. el Rey Alfonso XIII, que le nombró Jefe de su Casa Real y más tarde Presidente del Consejo de Ministros.

sábado, mayo 20, 2017

Historia de la Legión Española

http://legion-qalainau.ucoz.es/

La Legión fue creada por Real Decreto de 28 de enero de 1920, siendo ministro de Guerra José Villalba, con el nombre de Tercio de Extranjeros, con el fin de hacer frente, como ya había hecho Francia, a la dureza de los combates en la guerra del Rif (Marruecos), para lo que no estaban preparadas las tropas de reemplazo.
Su primera base fue el Acuartelamiento García Aldave, de Ceuta, situado sobre un monte desde el que se controla todo el Estrecho de Gibraltar, y que el ejército español comenzó a ocupar en 1860. La primera expedición de caballeros legionarios ocupó el cuartel en 1920.
Su primer comandante fue el teniente coronel de infantería José Millán-Astray Terreros, que sería quien le daría a la nueva fuerza su peculiar estilo y mística. Esta unidad encuadraba a los españoles y extranjeros que voluntariamente se alistaban para luchar en Marruecos. No obstante, se considera como fecha de fundación la del alistamiento del primer legionario el 20 de septiembre de 1920.
Inicialmente el Tercio constaba de una Plana Mayor de Mando y Administrativa, y tres Banderas (Batallones) que disponían cada una de Plana Mayor, dos compañías de fusiles y otra de ametralladoras.
El entonces comandante Francisco Franco fue el jefe de la Primera Bandera y lugarteniente de Millán-Astray. Los siguientes jefes del Tercio fueron los tenientes coroneles Valenzuela, Francisco Franco (1923-1935) también como coronel y el coronel Millán Astray. El cuartel del Rey en Ceuta sería la primera ubicación de La Legión

viernes, mayo 19, 2017

Francisco Antonio García Carrasco nació en la localidad de Ceuta

Francisco Antonio García Carrasco nació en la localidad de Ceuta


Francisco Antonio García Carrasco nació en la localidad de Ceuta (Marruecos español) en 1742. Hijo de Antonio García Carrasco y de Rosa Díaz, inició su carrera militar a los 15 años de edad.

En 1795, se trasladó a Buenos Aires para participar en la construcción de las fortalezas de Montevideo, dados los conocimientos de ingeniería militar que había adquirido en España.

Al año siguiente, con el grado de teniente coronel, se trasladó a Chile. Tuvo como misión revisar las cuentas de la Casa de Moneda y estudiar posibles modificaciones a las defensas de Valparaíso, donde se desempeñó como gobernador interino.

Entre 1808 y 1810 ejerció como Gobernador de Chile. Su llegada a este cargo se produjo en 1808, cuando -detentando el grado de brigadier- se encontraba en Concepción. Allí se enteró de la muerte del Gobernador Luis Muñoz de Guzmán.
Una Real Cédula de 1806 le permitía reemplazarlo, y lo hizo a instancias de Juan Martínez de Rozas, su consejero legal. Formalmente, asumió en calidad de interino el 22 de abril del mismo año, siendo nombrado en propiedad un año después, en abril de 1809.
En 1811, ya iniciado el movimiento independentista, se trasladó a Lima. Allí murió en 1813.

jueves, mayo 18, 2017

BARCO TURISTICO DE CEUTA EL DESNSRIGADO


El Desnarigago barco turistico que pasea a todo el que lo desee por una cantidad de euros moderada
por las costas de ceuta
 "El Desnarigado", un barco de 12 metros de eslora y 4 metros de manga que realiza un recorrido turístico por la bahía.











miércoles, mayo 17, 2017

EL GATO VERDE POR ANTONIO JIMENEZ


El gato y el gorrión del libro "juguetes de hojalata"

      Todos los cuentos ha de comenzar con la mágica frase de: “Érase una vez…”

      Érase una vez, un gorrión que vivía en el campanario de una iglesia, y que había entablado amistad con un viejo gato que también tenía refugio en el mismo campanario.
      Durante el día, el gato recorría las calles del pequeño pueblo junto a la orilla del mar. El gorrión por su parte, volaba de tejado en tejado por todos los edificios del pueblo.
      Al Norte de dicho pueblo, existían campos de viñedos y olivos. En medio de uno de los campos, había un granero y un pequeño molino. Y era allí en el granero, donde se reunían unos gorriones muy peculiares: “Séneca”, el más sabio de todos; “Goliat”, el más fuerte; “Plinio el joven”, el gorrión que hacía poco que había llegado de Belén.
      Por su parte, el gato se reunía con otros cuatro más de su especie; entre los cuales estaban: “Arturo”, que siempre llevaba una corona de papel en la cabeza; o “Boliche”, un gato gordo como una pelota. Los gatos, se reunían delante de la casa de la señorita Clotilde, la maestra del pueblo, la cual les daba de comer.

      Por la tarde y, cuando el Sol comenzaba a declinar, el gato y el gorrión se reunían en el campanario de la iglesia para dormir.
      Cierto día amaneció de lluvia; por esa razón, ni el gato ni el gorrión salieron del campanario.

      -Con esta lluvia no podré ir al granero del tío Timoteo –dijo el gorrión.
      -Ni yo podré saborear el pescado de la señorita Clotilde –respondió el gato.
      Así fueron pasando las horas, la lluvia no cesaba y, un riachuelo en la parte Norte del pueblo comenzaba a aumentar de caudal.

      -¿Sabes? –Le dijo el gorrión al gato- El riachuelo está a punto de desbordarse…el viejo puente de madera no aguantará la subida del agua.
      -Míralo por el lado bueno-respondió el gato-. Si el puente se cae, construirán uno nuevo.
      -Cierto-respondió el gorrión, desde el arco norte del campanario-, pero aquellos viajeros que se aproximan al pueblo, estarán en peligro si intentan cruzar el puente.
      El gato, se incorporó y se asomó para mirar.
      -¿Quiénes serán? –Dijo el felino.
      -Son dos personas-respondió el gorrión agudizando la vista-. Son un hombre y una mujer…la mujer va montada en un asno; el hombre va a su lado, a pie. La mujer lleva algo en sus brazos…parece un bebé.
      -Mal día para viajar-respondió el gato.
      -Tienes que hacer sonar la campana-dijo el gorrión al gato-. Es la única forma de avisarles del peligro que corren.


      El gato, dio un gran salto y se agarró a la cuerda de la campana, haciendo que ésta sonara para que los viajeros la oyeran y no cruzasen el maltrecho puente. El felino, estuvo sujeto a la cuerda durante unos interminables segundos, al cabo de los cuales, cayó al suelo sin sentido. El gorrión, al ver caer a su amigo, realizó un corto vuelo y se posó a su lado. Ya junto a él, pudo comprobar que no respiraba…el viejo gato no pudo resistir el esfuerzo realizado.
      -No estés apenado –oyó decir el gorrión a su espalda-. Tu amigo, está ahora en una gran torre en mi reino…te llevaré junto a él, así, estaréis juntos por toda la eternidad.
      El gorrión, giró la cabeza, y vio a un hombre joven que vestía una resplandeciente túnica blanca…a los pies de éste, se encontraba su amigo el gato; el cual le sonreía.

Dedicado a la “Pandilla”, a los niños, a los
que fuimos y, a los que llevamos dentro.

Antonio Jiménez    2006

martes, mayo 16, 2017

ME ACARICIASTE EL ALMA.- (MICRORRELATO)

  

Por: Felicidad Hurtado
Fueron tan sólo unas palabras, nada más que un saludo, dos palabras que se me clavaron en el alma y desde entonces las llevo grabada con fuego en mi carne...Sé que miras en mi muro, lo sabes todo de mí, lees mis relatos y por eso me piensas y te pienso…A veces te imagino a lo lejos, caminando frente a mí, fumando un pitillo, hablándome con la mirada y observando cada trazo de la caída de mi vestido...Te imagino cediéndome el paso quemándome los labios con el fuego de tu mirada, y antes de despertarme mi corazón late, late, late…Hay algo misterioso en éste sentimiento mío que no me deja olvidar, fíjate, ¡qué cosas más raras me pasan! ¿Verdad? Como si te hubiera conocido en otra dimensión. Es una relación especial que no me deja ni dormir bien, pues cada vez que cierro los ojos ahí estás tú, en mi mente, en la oscuridad como una presencia carnal mirándome y besándome…Tienes una extraña manera de vivir en mi interior. Te siento justo en éste momento como si fuera mi sombra. Eres tú, lo sé. Es una sensación constante y tan vital, que derrocha toda la arrogancia de la fuerza de la visión extrasensorial. Te siento, oigo tus pasos acercándote a mi lado, escucho hasta tu respiración como una exhalación alrededor de mi cuello. Me pregunto por qué haces esto, porque tú eres consciente, ¿verdad? He agotado todos los interrogatorios y me digo que hay un toque de locura en mí, o quizás demasiada fantasía que me envuelve y anima a darte vida, porque en el fondo es que me gusta esa extraña manera de vivir, como si de verdad hubiera sentido tus besos y abrazos, ¡vaya que sí! Debe ser que me enamoraste el alma con aquellas dos palabras que traspasaron los límites sentimentales y desbordaron mi corazón latiendo, siempre al son de tu existir…Hay algo sospechoso tras de esas dos palabras que antes de nacer ya las oía yo, y luego llenaron toda una infancia olvidada de mi vida… ¡Hola nena! ¡Cómo me gustan esas dos palabras tan tiernas y ardientes a la vez! Ahí siempre latiendo están, como si las pudiera oír en éste preciso instante. Tal vez tú no deseas que yo las pueda olvidar y desde allí, donde quieras que estés me las dices al azar. Quizás tampoco me olvidaste y por eso me castigas desde el otro lado de la pared…Me acariciaste el alma, mi amor, me la acariciaste con aterciopeladas palabras de pasión, y el rocío amaneció en mil pétalos en flor...Me cantaste una nana y se mecieron todos los sentidos de mi alma…Sin verte, ni oírte, ni nada, tan sólo tus cálidas palabras en un mensaje que me tocó el alma…Yo creía que sólo se acariciaba con toques de pasión, rozando tus manos mi cuerpo, besando tu boca mi pecho y ardiendo mis labios por dentro…Y ahora que las releo, las siento acariciándome por dentro…Fueron tan sólo unas palabras, nada más que un saludo, dos palabras que llenaron mi ventana de paisajes hermosos al alba…Han pasado los meses, los años y aún no te he olvidado como si fueras mi eterno enamorado. Te tengo siempre presente mi amor, como si nos hubiéramos conocido en una vida anterior y ahora reencarnado, de nuevo en el tiempo o destiempo, ¡yo qué sé! pero ahí estás presente y carnal, vivo, ante mí. Casi te rozo la piel con el pensamiento, fíjate qué cosas más extrañas, pura magia del destino, donde los fantasmas deciden entrar entre la piel que rodea mis adentros, y caminan por mi cuerpo volando para encontrar los argumentos para mi teatro, pues no alcanzo a comprender. No tiene explicación…Me enviaste una solicitud de amistad y te acepté y ahí empezó todo. Una aventura sobrenatural. Tan sólo un saludo, y aquí estoy de nuevo. Quizás no supe interpretar lo que querías de mí. Quizás fueron mis alas de golondrinas planeando a ras del suelo, perdiéndome por las esquinas de tus recovecos y tuviste miedo. Y tú, águila salvaje, tan sólo querías dominar el cielo, mi cielo…Y por eso ahora me siento de nuevo aquí, echando mis lágrimas al viento, derramando las letras de la pluma del sentimiento, a golpes de mi corazón abierto…No te puedo olvidar, siempre en mi pensamientos estás, mi amor... Llegas cuando duermo, como una nebulosa que me atrapa cada noche a la misma hora. Te veo como si estuvieras conmigo. Debe ser ese hilo rojo que nos tenga unido…Sé que me espías, lo sé…A veces te imagino abrazado a mi cuerpo, desnudando tu alma y tus ojos echando fuego, besando mi boca y yo bebiendo de tus labios veneno…y muero... Muero aferrada a tu cuello diciendo te quiero, y tú que me escuchas, me sonríes desde lejos. Siempre a lo lejos de mi entresueños y cuando despierto ni te veo, ni me sonríes ni me abrazo a tu cuello. Será que temes ser real y verdadero y por eso te vas. Quizás seas ese fantasma mujeriego al que le gusta seguirme el juego, y te viertes como una catarata en el manantial de mi alma, enamorándome con los besos de tu cascada…Debe ser la fuerza de la corriente del río aquél donde un día contigo soñé y me arrastra hasta tus pensamientos como si supieras de ello…Otras veces te imagino observándome tras el espejo, me atraes a tu desnudo cuerpo y me besas con la boca llena de deseo y antes de despertarme mi corazón late, late, late…

lunes, mayo 15, 2017

ALFONSO MURUBE, DE DEPORTISTA A LEYENDA


FOTO PEPE FORTES
ALFONSO MURUBE, DE DEPORTISTA A LEYENDA
FICHÓ POR EL EQUIPO CEUTÍ “CULTURA S.C.” EN 1931, PROCEDENTE DEL VALLADOLID, TRAS FALLECER EN LA GUERRA CIVIL, EL ESTADIO MUNICIPAL RECIBIÓ SU NOMBRE EN 1942

Desde que se inaugurara el campo municipal de fútbol en 1933 son muchas las historias que guardan sus gradas… ascensos, promociones, descensos, alegrías y desilusiones, en aquel día recibió el nombre de Campo Municipal.

Pero un 17 de abril de 1942, la junta directiva del Ceuta Sport presidida por Epifanio Hernández, solicitan al Ayuntamiento que se le debe poner el nombre de Alfonso Murube jugador de este equipo fallecido en el frente de Aranjuez, tras la sublevación del 17 de julio de 1936, tenía 25 años.

Murube comenzó en el Utrera Balompié en 1924, después pasó al Deportivo Extremeño de Badajoz y un año más tarde al Valladolid ya con ficha profesional donde permanece dos años, y en 1931 vino a Ceuta y fichó por el Cultura, proclamándose campeón de la Copa Municipal, siendo en 1933 traspasado a la S.D. Ceuta. Cuentas las crónicas que era un jugador muy técnico jugaba de interior y era sobretodo un organizador de los ataques del equipo ceutí.

Cuando se inauguro el nuevo campo en 1933, recibió el nombre de “Campo Municipal de Deporte”, pero en los carteles se le añadía el sobrenombre de “Docker”, éste era referido a unos barracones hospitalarios militares que se encontraba en las mismas puertas de las instalaciones. Con anterioridad los partidos se celebraban en el “campo” anexo a la hípica militar, pista de entrenamiento de los jinetes de la guarnición, no reuniendo las mínimas condiciones higiénicas.

Por otra parte litigios y cuestiones relacionadas con la propiedad militar y hasta con la posesión de esos terrenos, ponían a las sociedades deportivas de la localidad, en trance de no fichar a nuevos jugadores, ni efectuar gestión ninguna que representarse el menos desembolso pecuniario, ante la amenaza constante de que, el día menos pensado, se le prohibiese continuar en el disfrute del único “campo” con el que contaban. Los equipos reclamaban en la prensa local, de aquella Ceuta de años veinte, campañas en pro de la construcción de un estadio con el fin de poder desarrollar su deporte favorito....LEER MAS.

domingo, mayo 14, 2017

Cine colonial bajo protección española

Cine colonial bajo protección española
Es a partir de 1909 cuando los cineastas españoles descubren el continente africano, y más concretamente el norte de Marruecos, una tierra virgen aún por explotar, con paisajes exóticos, ambiente variopinto y que, precisamente ese año fue noticia con lo que se ha dado en llamar "La guerra de Melilla", que sirve como título a uno de los primeros noticiarios allí filmados. A partir de aquí se produce un vacío en las filmaciones hasta 1913, cuando Alfonso XIII visita esta misma ciudad, y los reporteros de Pathé Films recogen en dos cintas "Alphonse XIII á Melilla" y "Madrid: Asuntos Exteriores".
Sólo dos casas distribuidoras se fundaron en Melilla para la comercialización de las películas en toda la zona norte bajo protectorado español, la Hispano Fox Films y una delegación de CINAES. Al ser éstas insuficientes para cubrir la demanda de todas las salas, los exhibidores pasaron a tratar directamente con las distribuidoras en las grandes ciudades españolas.
En cuanto a las salas, la más antigua que encontramos es la Sala Apolo de Ceuta en 1916, abriendo sus puertas en Melilla el Cine Alhambra en 1922. En 1950 había en la zona 33 salas con un aforo aproximado de 25.000 espectadores para una población de más de 200.000 habitantes, siendo Tetuán y las dos ciudades anteriormente citadas las mejor dotadas por su número de habitantes.
Contrariamente a lo sucedido en la zona bajo protectorado francés, la Zona Norte no se ha beneficiado de ninguna legislación propia en el ámbito cinematográfico acorde a sus características propias como zona colonizada, sino que estaba sometida a la misma reglamentación que se aplicaba en la península, y bastaba con añadir en ellas las palabras "... posesiones y colonias españolas en África".
Asimismo, no se ha conocido ni se ha creado en la zona ninguna empresa productora. Todos los proyectos de producción cinematográfica venían de la península así como los medios y material de rodaje, técnicos, ayudantes, especialistas e incluso los actores.
El cine de largometraje rodado en esta zona no fue realizado para el consumo local, y salvo alguna frase, ninguna película es hablada en árabe ni berebere (rifeño). La filmografía que hemos catalogado y analizado incluye también todas las cintas rodadas en el Sáhara, aunque su número es realmente muy reducido, siendo en 1941 la primera vez que las cámaras españolas pisan este territorio.

sábado, mayo 13, 2017

CEUTA: EL SITIO MÁS ESPAÑOL DEL MUNDO


BY .......http://entresvuelcos.com/nos-gusta-espana/ceuta-mas-espanol/
Vivimos tiempos en los que es difícil ser español. Es difícil ser español cuando un amigo director de una sucursal de Kutxa en Madrid te dice que a los madrileños les da exactamente igual que su banco esté controlado por los nacionalistas vascos. Es difícil defender la integridad y dignidad de la nación en esta España que bebe cava Codorniú, guarda su dinero en la susodicha caja de ahorros, o en la BBK, o en La Caixa, o en Banco Sabadell… Esta España de españoles que permiten que el edificio más visual de Guadalajara desde la carretera sea un Eroski; esta España de españoles que compran electrodomésticos Fagor, bicicletas Orbea o hipotecas de la Caja Laboral… Es difícil. Es frustrante saber que más del 90% de quienes lean esto no tienen ni idea de cual es el problema con hacer estas cosas, y probablemente tampoco les importe. Son tiempos como digo, de una enorme frustración para los pocos que aspiramos a tener un país normal, de personas que están orgullosas de sus orígenes y su tierra. Precisamente por este motivo, y porque -como los toros bravos- creo en la dignidad de crecerse ante el castigo y empujar metiendo los riñones cuando cae la garrocha detrás del morrillo, decidí pasar estas navidades en África. En España. En Ceuta.
Es desalentador contemplar la reacción de cuantos supieron de mi viaje: mucho asombro, ocasionalmente de manera despreciativa, y algún comentario de “eso teníamos que dárselo a Marruecos que nos cuesta mucho dinero”. Fíjese, apreciador lector, que presumo de no tener amistades de Podemos y por supuesto tampoco de partidos separatistas. Los he tenido, y no son gente interesante; no sacará nada positivo de los ignorantes y quienes se dejan llevar por el fanatismo, por mucho que usted procure entenderles y ser conciliador. No, yo le estoy diciendo que la clase media alta conservadora y ‘españolista’ -odio el término- de Madrid no ha estado en Ceuta, y tampoco se ha planteado ir y además a veces piensa que Ceuta sobra en España. Ese es el país en el que nos ha tocado vivir: un sociedad que te mira ojiplática por demostrar compromiso con una causa noble que nos atañe a todos, y que pasa por conservar la identidad orgullosamente española de nuestros preciosos enclaves en el norte de África.
Me ha encantado Ceuta. Por un lado, tiene unos paisajes incomparables en los que se entremezclan escarpadas montañas con diminutas calas que separan o unen un mar y un océano que tienen sus aguas más limpias en las orillas de esta minúscula península que permanece como testigo impertérrito de la grandeza pasada de nuestra nación. Dedicaré otro artículo pronto a hacer de guía de viaje por este lugar inigualable que he llegado a conocer al dedillo durante mi estancia, pero esta reflexión es para contarles que estoy profundamente orgulloso de ser compatriota de los ceutíes, y que es un honor incuestionable poder caminar por este rincón de África y sentirme en casa. Genuinamente en casa. Orgullosamente en casa en uno de los lugares más olvidados por una sociedad que no la merece, porque Ceuta es una tierra espectacular que me honra poder sentir como mía.
catedral-noche--647x415
Vicaría de Ceuta desde el mar
Yo soy muchas cosas; pero ante todo soy español. Me gustan los domingos de brunch en el Ritz, y creo que el hotel Alfonso XIII de Sevilla fue un lugar cojonudo para estrenarme en ya sabe usted qué. No cambiaría la educación de colegio británico pijo por ninguna otra, y no renuncio a las noches de fiesta en Marbella. No me siento incómodo en ese ambiente, pero nunca me gustará tanto como a esos niños ricos que se piensan que su país no da más que para eso. Nunca he olvidado que la tumbona frente al mar en El Octógono, en Sotogrande y las mesas VIP en Gabana, son un decorado. Son de cartón piedra. Un decorado con el que la gente-bien-de-toda-la-vida pretende olvidar que detrás hay un país que se desangra en las provincias del interior y en el que el dinero no siempre alcanza si quiera para restaurar edificios o monumentos cuyo colapso debería hacernos espabilar. Me he llevado muy bien con la ignorante élite de este país que se lo pule en viajes a Viena, o Estocolmo sin siquiera haberse molestado en conocer su país, pero no soy uno de ellos ni lo seré nunca porque no se disfruta del todo el decorado cuando tus inquietudes te empujan a conocer el país que hay detrás. En este sentido, cuando digo que soy español con orgullo porque me gustan los cucuruchos de papel llenos de cazón en adobo que hace Romerijo en la playa de Valdelagrana (El Puerto de Santa María, Cádiz). Me gusta desayunar migas con café antes de la corrida matinal del domingo de feria en Olivenza (Badajoz) y me gusta agotar el puro después de la Goyesca viendo el tajo de Ronda (Málaga). Creo que ser español es emocionarte con las vistas desde la Playa de la Caleta (Cádiz), lo cual no quita que también me gusten las  del bar Eclipse, en la última planta del Hotel W (Barcelona). Pero se que éste último solo es un decorado en el que intentar olvidar que detrás de La Caleta, el gaditano Barrio de la Viña agoniza malherido por la altísima tasa de paro que azota a la otrora opulenta Gades, hoy con los astilleros cerrados y la pintura blanca y ocre de sus elegantes palacetes desconchada. Ser español es eso, es querer a España tal y como es. Querer a España cuando el glamour se esfuma y solo quedan silentes dehesas salpicadas de pueblos oscuros donde no hay nada más que todo lo me permite recordar de dónde vengo y porqué. Ser español es querer a tus compatriotas sin consideraciones fiscales de por medio, deseando que tus impuestos sirvan para ayudar a construir una nación próspera en la que el desarrollo llegue a todos los rincones sin que estos tengan que abandonar su fabulosa identidad que los hace únicos y parte indispensable de mi país. Y en Ceuta me sentí muy español y muy cerca de los míos. Rodeado de moros, protegido por una doble valla afilada y en un continente ajeno, me sentí sin embargo profundamente consciente de que estaba en mi país.
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Murallas Reales de Ceuta ante el canal que conecta ambos mares, coronadas por la Bandera de España 
Ceuta es pobre. Uno de los lugares más pobres de España, donde el Estado del Bienestar se hace insostenible con una población de 84,000 personas de las cuales más de la mitad -43,000- son musulmanas. Es un shock cuando llegas de la península ver que musulmanes y ‘cristianos’ están perfectamente mezclados en la ciudad pero perfectamente separados en la ciudad: el Bar Manolo es de moros, el Bar Francisco está pared con pared pero es de blancos. Nunca hay ningún cártel en ningún idioma que no sea español, pero pronto entiendes qué bar es cual al contemplar que la clientela siempre es ‘monocolor’. Por la calle pasean centenares de moros y centenares de blancos, pero ni una chica blanca con un chico moro. Ni una mesa de tres hombres blancos y dos moros. Mezcla total. Separación total. Curioso. Tras atravesar esa Andalucía ridícula que fomenta su legado árabe sin entender el peligro de ser engullida por esa identidad, es una gratificante sorpresa arribar a la Ciudad de Ceuta. Viajar a Sancti Petri, o a Marbella es ver infinidad de modernos restaurantes, hoteles o ‘spas’ de estética árabe y nombre árabe: se creerá original el que ha montado las termas ‘Al Andalus’ en un edificio nuevo que imita a una mezquita, pero solo es un pobre paleto, hortera y un pelín insensato, que esconde la sangrienta historia andalusí, totalmente reñida con la realidad española contemporánea. En cambio, llegas a África y parece Burgos: ni un arco, ni un azulejo, ni un nombre que se salga de la más estricta tradición castellana… Navegas a ultramar alejándote de la Península y sin embargo sientes como te acercas irremediablemente a la enorme y más gallarda condición española. Un sentimiento loable y fuertemente atacado por el separatismo en connivencia con el rancio socialismo español, que sin embargo reina sin discusión en esta plaza de ultramar que te inculca la lealtad a la patria desde que ves el paso del primer todoterreno vetusto y lleno de barro conducido por dos militares barbudos y tatuado con las palabras:
 Comandancia General de Ceuta
Ejército de Tierra
Un coche sucio y bregado en mil faenas en el que en cambio relucen límpidas y brillantes las negras letras que hacen de este un vehículo muy especial: uno de los poquísimos capaces de emocionarnos, por haber sido testigo y parte de la heroica labor que nuestros militares llevan a cabo desde hace siglos en este amenazado lugar. Es palpable el estado de emergencia –de facto- que se vive en un diminuto rincón de Occidente en el que no se pueden alquilar motos de agua -¿Por que será? Me pregunto con ironía- y en el que cada día nuestro Ejército y Guardia Civil se las ven y se las desean en un paso fronterizo en el que se suceden revueltas violentas, saltos a la valla, esclavizadas porteadoras, narcotraficantes y kilométricas colas de vetustos coches marroquíes que esperan cruzar El Tarajal para volver a la dictadura que los oprime. No así a los ceutíes, incluidos esos 43,000 de origen marroquí que gracias a la labor de nuestras Fuerzas Armadas y al compromiso infatigable de la nación mantienen a salvo este reducto de libertad y prosperidad que lleva los valores de nuestra patria allende las lindes peninsulares y hasta esta antigua colonia portuguesa, que aprovechó la independencia lusa para confirmar su adhesión a nuestro proyecto, en el que hoy más que nunca es un enorme privilegio contar con ellos.
5022007421_ccecc9b29f_b
Ceuta desde el acuartelamiento de La Legión, junto al Mirador de Isabel II
Ceuta es el único lugar de Europa -con Melilla- donde te cruzas una pareja de regulares y un poco más allá un legionario mientras serpenteas por las tortuosas calles que sortean las lomas sobre las que se alzan los cuarteles de las distintas divisiones del Ejército allí desplegadas. Su Museo de la Legión -absolutamente imperdible- da buena cuenta del colosal compromiso que mantienen nuestros militares con la defensa de los territorios españoles -ya menguados- en el norte de África; un compromiso que te recorre la espalda en forma de escalofrío al contemplar las fotos, recuerdos, atuendos y objetos de todos los hombres que han dado la vida por España defendiendo nuestras posesiones africanas, muchos de ellos en las filas de la Legión Española que hoy custodia fielmente su recuerdo en este caserón sobre el agua contra el que rompen unas olas mediterráneas que no logran perturbar el solemne silencio en el que se deja constancia de la grandeza de nuestros héroes y, por ende, de nuestro pueblo . En este escondido museo que constituye uno de los últimos refugios que son testigos del heroísmo con el que Francisco Franco, Juan Yagüe, José Millán Astray y sus compañeros se desempeñaron en África al servicio de la nación, es imposible dejar de pensar en la cobardía y nocturnidad con que la extrema izquierda les ha retirado sus muy merecidos honores, ante la pasividad de una sociedad decadente que retoza en su degeneración, ignorante de que no es merecedora del legado descomunal que nos dejaron todos los españoles que a lo largo de los siglos supieron servir a España con honor.
Como dije, dejaré las maravillas contenidas en el interior de las ancianas murallas de la ciudad para otro post con una vertiente turística, si bien me veo incapaz de narrar la sensación sublime de libertad al conducir con el brazo apoyado sobre la ventana en pleno diciembre por los serpenteantes caminos que rodean el Monte del Hacho, bajan hasta el Castillo del Desnarigado y su calita a pie de mar, y te regalan las mejores vistas que verás del encuentro de dos mares. No puedo transmitirles el fabuloso placer de desayunar en el Parador con la Plaza de África ante tus ojos, contemplando el Ayuntamiento flanqueado por la Iglesia de Ntra. Sra. de África y la Vicaría de Ceuta (Diócesis de Cádiz-Ceuta), con el Océano Atlántico a la derecha y el Mar Mediterráneo a la izquierda sin más separación que una prolongación terrestre de 150 metros de ancho sobre la que hemos construido uno de los más épicos bastiones de la hispanidad. Uno de los lugares más especiales, del que me despedí a las 5 de la mañana desde el mirador de Isabel II, observando en el tintineo de las luces que yacían bajo mis pies, reflejadas en los mares del sur, la tranquilidad resignada de una ciudad que ha aprendido a vencer a la intranquilidad de estar bajo amenaza permanente. Desde ese privilegiado lugar que permite ver la Bahía de Algeciras y Gibraltar a la izquierda de un Estrecho con un incesante ir y venir de buques, la península de Ceuta con el ya mencionado monte al fondo coronado por su antigua base militar -operativa- iluminada y la costa marroquí con el antaño español pueblo de Castillejos -Fnideq- culminando la bella estampa nocturna de este enclave singular, solo pude pensar una cosa:
Este es el sitio más español del mundo. Un lugar maravilloso en el que se detiene el tiempo para que podamos vivir ajenos a la decadencia insoportable de un país en descomposición, que tuvo y tiene en esta plaza colonial el más grande exponente de su grandeza pasada.

viernes, mayo 12, 2017

ENTRE CEUTA Y MARRUECOS

Publicado por Antonio Martín en CEUTA REPORTAJES


Reportaje sonoro sobre la labor que realiza el Cuerpo Nacional de Policía en la fronteral de Tarajal, a través de la cual entran diariamente desde Marruecos hacia Ceuta más de 30.000 personas. Fue emitido en el programa 'Hoy por Hoy' a nivel nacional el pasado 4 de marzo.

jueves, mayo 11, 2017

Septem Fratres

Hace miles de años, la Tierra sufrió una gran transformación. Se hundieron continentes y emergieron otros. Corría la era Terciaria cuando este cataclismo dio origen a la angosta franja marina separadora de Europa y Africa.
El Mediterráneo, que era un gran lago, comenzó a verter sus aguas sobre el Atlántico, al tener un nivel más alto, produciéndose una gran hendidura.
En el fulgor de la cultura helénica, este hecho natural fue causa del protagonismo del mítico Hércules, al referirse la leyenda a que rompió la tierra en un momento de furor cuando estaba apoyado en las dos fantásticas columnas, Calpe (Gibraltar) y Abyla nuestra Ceuta, haciendo factible lo que con el tiempo fue conocido como Estrecho de Gibraltar.
Ceuta desde el HACHO
Según muchos historiadores y basándose en el Periplo Massaliota, podemos afirmar que Ceuta es una de las ciudades más antiguas del entorno del Freto Hercúleo. A través del tiempo podemos apreciarla secularmente unida a la Península Ibérica, pues no en balde todos los dominadores de aquella basaron su defensa en el bastión de la ancestral Abyla, conocida también en remotas épocas con los nombres de Exilissa, Heptadelphos y Septem Fratres...fuente web colegas

miércoles, mayo 10, 2017

1415: Don Duarte y Enrique el Navegante toman la ciudad de Ceuta



14 de Agosto de 2011  - Pedro García Luaces..en libertaddigital.com

 El 14 de agosto de 1415 Don Duarte y Enrique el Navegante tomaban la ciudad de Ceuta para la corona de Portugal. Para ellos, se trataba de una extensión de la Reconquista, finalizada algunas décadas antes que la española.
La historia de Ceuta discurre paralelamente a la de los reinos cristianos de la Península. Fue una plaza de comercio fenicio que pasó a manos romanas en el año 40 d.C. y desde entonces ha estado vinculada comercial y demográficamente con sus vecinos de la costa mediterránea española. Ceuta cuenta con una importante basílica tardorromana del siglo iv recientemente descubierta que prueba una penetración del cristianismo similar a la del resto de Hispania. Con la dominación visigoda, Ceuta siguió vinculada a la Península e incluso durante la invasión musulmana formaría parte del califato de Córdoba, de la taifa de Málaga o del reino nazarí de Granada.
En 1415 Enrique el Navegante la conquista para Portugal y durante más de un siglo en la ciudad autónoma se hablará el portugués, hasta que Felipe II impone sus derechos sobre la corona vacante de Portugal e incorpora el reino al gobierno de España. Con la adhesión, Ceuta se convertirá en plaza española y en 1640, al independizarse de nuevo Portugal, la ciudad demostraría por qué merece el nombre de «Noble, Leal y Fidelísima». Los habitantes de Ceuta decidieron que preferían seguir siendo españoles, así se votó y así tuvo que ser reconocido por Portugal, pese a que la ciudad conserva en su escudo y en su bandera las armas del país luso.
Ceuta pertenece, pues, a España desde 1580 a través de la corona portuguesa y desde 1640 por anexión directa a la corona española. Por su territorio han pasado los mismos pueblos que por la Península Ibérica y rara vez ha estado bajo dominio de alguna fuerza africana. Otro tanto ocurre con Melilla, que al igual que Ceuta pasó de ser puerto fenicio a romano para luego oscurecer, durante la dominación musulmana. En 1497 el duque de Medina Sidonia la encontraría derruida y abandonada por las guerras entre las tribus berberiscas y la recuperaría para los Reyes Católicos, desembarcando con nocturnidad y levantando una fortaleza con vigas prefabricadas ensambladas a toda velocidad. Cuando los caldeos se dieron cuenta, tenían a sus espaldas toda una ciudad fortificada que nunca más volverían a dominar.

COMUNIDAD DE BLOGS DE CEUTA