....REVISTA DIÁRIA CULTURAL Y DE ÓCIO DE CEUTA.... Este sitio en la red pretende la difusión de Ceuta en general a través de sus blogs y colaboradores y unir artículos ya publicados en internet con referencias a Ceuta. Si tienes algo que contar, alguna propuesta que hacer, quieres que te publiquemos alguna foto, etc.., mándanoslo al correo blogceuta@hotmail.es . . ...

21/5/11

Medio centenar de inmigrantes indios de la religión sij llevan casi un año malviviendo en los bosques de las afueras de Ceuta para evitar ser repatriados
TOMÁS BÁRBULO - Ceuta - 22/03/2009 .EL PAIS.COM


En los bosques que cubren las laderas del monte del Renegado, a las afueras de Ceuta, viven desde hace casi un año 54 indios de origen sij. Todos ellos entraron clandestinamente desde Marruecos en la ciudad autónoma (ocultos bajo salpicaderos de coches, encogidos en dobles fondos de maleteros o remando en lanchas neumáticas) tras dramáticos viajes en los que aseguran haber invertido más de dos años de sus vidas y cantidades que oscilan entre 15.000 y 30.000 euros. Hasta el 7 de abril de 2007 vivieron en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI), una institución estatal de régimen abierto cuyas reglas de funcionamiento son similares a las de un colegio mayor universitario. Pero aquel día el miedo a que la policía entrara en el centro, les detuviera y les devolviera a su país les empujó a escapar y a esconderse en la foresta. Allí, bajo los altos eucaliptos, han resistido el viento frío de Levante, las riadas de lodo y piedras y las picaduras de los reptiles y de los escorpiones. Varias ONG han recogido más de 8.000 firmas para que el Ejecutivo les conceda permisos de residencia y de trabajo y les permita trasladarse a la Península. Pero el Ministerio del Interior se muestra inflexible. "No hay más salida que la repatriación", zanja el delegado del Gobierno, José Fernández Chacón.

El director en funciones del CETI, Valeriano Hoyos, recuerda perfectamente el día en que los indios se marcharon del centro. "Cuando llegué a la oficina, me dijeron que, de los 72 asiáticos que teníamos alojados, se habían marchado 68. Desde entonces han retornado 12. A los que siguen en el monte les he hecho saber que tienen las puertas abiertas para lo que necesiten. Algunos vienen de vez en cuando a la enfermería. El médico les cura e inmediatamente vuelven al monte".

Los indios, todos varones, se han repartido en siete campamentos. Creen que de esa manera tendrán más posibilidades de escapar si la policía sube a echarles el guante. Todos los asentamientos son similares: dos o tres cabañas hechas con ramas, cartones y plásticos, en cuyo interior sólo hay colchones y mantas. Junto a ellas, un chamizo bajo el cual el encargado de la cocina amasa harina y agua para hacer tortitas y rellenarlas con las verduras que cuece en un perol. De los árboles cuelgan algunas prendas, puestas a secar. El agua la recogen de un riachuelo cercano. A una distancia prudente han cavado una letrina.
Gurpreet Singh está sentado en el centro del campamento. Sólo tiene 24 años, pero en los últimos cinco ha vivido más que la mayoría de las personas en toda su vida. Dice que partió de su aldea del Punjab en agosto de 2004 y que invirtió 15.000 euros y dos años en llegar hasta Ceuta escondido en el salpicadero de un coche. Cuenta con detalles escalofriantes cómo durante su terrible periplo por África fue robado, golpeado, secuestrado y encarcelado, y cómo vio morir de hambre y de sed a dos de sus camaradas. Fue en Tamanrasset, una localidad del desierto argelino. "Los traficantes los metieron en bolsas de basura y los tiraron en la arena".
Pero Singh no quiere ser el protagonista de esta historia. Señala con la mano los 13 rostros oscuros que observan sus gestos tratando de comprender algo de lo que dice y afirma que cada uno de esos hombres ha vivido su propia historia terrible. Dice que sus edades oscilan entre los 20 y los 35 años y que algunos están casados en India. Todos afirman ser sijs, pero lo cierto es que llevan el pelo corto e incluso muchos de ellos se han rasurado la barba, algo que contraviene el primero de los cinco artículos de fe del sijismo. "Así es más cómodo para el viaje", explica Singh. Luego traduce sus palabras para los otros, que sonríen, asienten y se frotan el mentón.......más
Visitasclick here

0 comentarios:

COMUNIDAD DE BLOGS DE CEUTA