....REVISTA DIÁRIA CULTURAL Y DE ÓCIO DE CEUTA.... Este sitio en la red pretende la difusión de Ceuta en general a través de sus blogs y colaboradores y unir artículos ya publicados en internet o en redes sociales con referencias a Ceuta. Si tienes algo que contar, alguna propuesta que hacer, quieres que te publiquemos alguna foto, etc.., mándalo al correo blogceuta@hotmail.es . . ...

5/11/11

Reflexiones: "La cabina", la crisis y nosotros

Reflexiones: "La cabina", la crisis y nosotros POR : PARCELAS DE CINE




Desde que "La cabina" se estrenó en televisión a comienzos de la década de los setenta, y pese a que la intención de su director, Antonio Mercero, y su coguionista, José Luis Garci, fue la de no explicitar lectura alguna de la historia de su mediometraje (un hombre se queda encerrado inexplicablemente en una cabina telefónica hasta que es transportado, dentro del habitáculo, a un apartado lugar donde le aguarda el mismo terrible destino que otras muchas personas en su misma situación tuvieron antes que él), las interpretaciones de esta celebrada pieza no han dejado de sucederse: hubo quienes vieron en ella una alegoría sobre el servicio de la por entonces estatal Telefónica; otros, una metáfora del ciudadano español respecto a la dictadura franquista. Lo cierto es que tanto Mercero como Garci acertaron plenamente cuando decidieron dejar en un inquietante y asfixiante enigma su magistral relato, convirtiéndolo para siempre en un artefacto intemporal, vigente en cualquier época y para cualquier tema al que oportunamente pudiera asimilarse.
¿Qué tiene que aportar "La cabina" a este siglo XXI? Desde mi punto de vista, mucho. Tras volver a ella, resulta escalofriante cómo la pesadilla sufrida por un genial José Luis López Vázquez puede extrapolarse a la situación de crisis financiera global que se sufre desde hace varios años. Al igual que su personaje, todos vivimos encerrados dentro de una cabina flanqueada por los cristales de una crisis. A diferencia suya, sabemos los motivos de nuestro encierro pero, como le ocurre a él, desconocemos hacia dónde nos lleva.

Un ente abstracto, eso que denominan mercados, ha desmontado nuestra cabina de nuestro bienestar y nos transporta dentro de ella donde se le antoja. Nuestra voluntad y la de nuestros gobiernos (aunque éstos, al fin y al cabo, se erigen en colaboradores necesarios del ente, en sus esbirros, en sus ejecutores visibles) está sometida a su trayecto, a un trayecto de momento sin fin, lleno de curvas, de recovecos, de carreteras secundarias, de senderos secretos. Presenciamos a otras personas, a millones de personas en nuestra misma situación: todos encerrados, desorientados, presos de una angustia permanente, del miedo ........MÁS
Visitasclick here

0 comentarios:

COMUNIDAD DE BLOGS DE CEUTA