....REVISTA DIÁRIA CULTURAL Y DE ÓCIO DE CEUTA.... Este sitio en la red pretende la difusión de Ceuta en general a través de sus blogs y colaboradores y unir artículos ya publicados en internet con referencias a Ceuta. Si tienes algo que contar, alguna propuesta que hacer, quieres que te publiquemos alguna foto, etc.., mándanoslo al correo blogceuta@hotmail.es . . ...

2/4/12

Ceuta y Melilla. Un estigma en la OTAN

Ceuta y Melilla. Un estigma en la OTAN

Jesús Argumosa.jueves, 09 de diciembre de 2010
fuente: revistatenea.com


La entrada de España en la Alianza Atlántica, data de 1982. En aquel entonces, Ceuta y Melilla no se incluyeron bajo el mismo status que se otorgó a los departamentos franceses de Argelia, en el año 1949, en virtud del artículo 5 de su tratado fundacional. Estos territorios norteafricanos (*1) continúan desprovistos de una defensa efectiva por parte de la organización atlántica.

El artículo 6 (*2) señala que a efectos del artículo 5, se considerará ataque armado contra una o varias de las Partes, el que se produzca. A) Contra el territorio de cualquiera de las Partes en Europa o en América del Norte, contra los departamentos franceses de Argelia (*3), contra el territorio de Turquía o contra las islas bajo la jurisdicción de cualquiera de las Partes en la zona del Atlántico Norte al norte del Trópico de Cáncer; b) Contra las fuerzas, buques o aeronaves de cualquiera de las Partes que se hallen en estos territorios, como en cualquiera otra región de Europa en la que estuvieran estacionadas fuerzas de ocupación de alguna de las Partes en la fecha de entrada en vigor del Tratado, o que se encuentren en el Mar Mediterráneo o en la región del Atlántico Norte al norte del Trópico de Cáncer.
El nuevo contexto estratégico
Han pasado ya 28 años desde la entrada de España en la OTAN. La situación estratégica en el año 1982 y la actual es completamente distinta. La Unión Soviética se desintegró, la OTAN se ha ampliado integrando a la mayoría de los países del antiguo Pacto de Varsovia, hemos sufrido los atentados del 11 de septiembre de 2001, se ha entrado en la globalización y se ha formado el Grupo BRIC como una entidad geopolítica singular y con un fuerte peso político y económico internacional.
Mucho ha llovido en la Alianza desde entonces. En un primer tiempo, se amplió la extensión de su campo de actuación a un impreciso espacio euroatlántico y, en un segundo tiempo, se ha introducido el término de distancia estratégica para posibilitar su actuación en aquellos espacios en los que los acontecimientos que motiven su intervención perjudican los intereses de sus miembros. El artículo 5, que restringe el campo de las intervenciones y la naturaleza de la agresión, ha quedado ligeramente "modificado".
Así, el nuevo Concepto Estratégico (CE) de la OTAN, aprobado en Lisboa, el pasado 20 de noviembre, menciona en el preámbulo que los "ciudadanos de nuestros países confían en la OTAN para defender las naciones aliadas, desplegar fuerzas militares robustas donde y cuando sean requeridas para garantizar nuestra seguridad, y ayudar a promover la seguridad común con nuestros socios alrededor del mundo".
Asimismo, en la segunda parte del apartado 4 "Defensa Colectiva" señala que "la OTAN detendrá y se defenderá contra cualquier amenaza de agresión o contra los riesgos emergentes donde pongan en cuestión a la seguridad fundamental ya sea de los aliados individualmente o de la Alianza como un todo".
A mayor abundamiento, en el apartado 16 expresa que "la responsabilidad más grande de la Alianza es proteger y defender nuestro territorio y nuestras poblaciones contra cualquier ataque, como está establecido en el artículo 5 del Tratado de Washington".
Algunas razones a tener en cuenta
En el contenido del nuevo CE de la OTAN, aparece un moderno planteamiento de algunos principios básicos de la Alianza. En primer lugar, la actuación de la OTAN se expande, ya oficialmente, a cualquier lugar del globo donde estén amenazados los intereses de los aliados. Se pasa de una visión regional a una visión global. Conforma un cambio profundo
En segundo lugar, al tratar la defensa colectiva se señala que la OTAN actuará cuando existan amenazas a la seguridad fundamental de los aliados. Y, sin duda alguna, la estabilidad y defensa de Ceuta y Melilla, como parte integrante del territorio español, son vitales para nuestra seguridad nacional.
En tercer lugar, cuando se habla de que la responsabilidad más grande de la Alianza consiste en defender nuestro territorio y nuestras poblaciones contra cualquier ataque, está incluyendo implícitamente a Ceuta y Melilla, ya que, por un lado, es territorio español, garantizado en nuestra constitución y, por otro, existe en las dos ciudades una más que importante población española.
Por último, España es un importante socio de la Alianza Atlántica. Con independencia de su aportación cercana al 5% al presupuesto común aliado, algo menos de 90 millones de euros en 2009, contribuye a la Estructura de Mando de la OTAN desplegando en Madrid un Cuartel General de Mando Componente Terrestre aparte de proporcionar algo más de 600 efectivos a dicha estructura, ha participado en todas las rotaciones de la Fuerza de Reacción Rápida (NRF), hace una provisión de dos Cuarteles Generales de Fuerza a la OTAN, más una aportación del 21% al CG. del EUROCUERPO. Por otra parte, participa en casi todas las operaciones de la Alianza, en algunas de las cuales nuestros soldados han sacrificado sus vidas, con una entidad cercana a 2.000 militares desplegados, de forma permanente.
A modo de conclusiones
No parece lógico ni razonable que, en el actual escenario estratégico de seguridad, Ceuta y Melilla se encuentren fuera del paraguas de seguridad y defensa de la Alianza Atlántica.
Sin duda, si ambas ciudades estuvieran dentro del sistema defensivo de la Alianza, nuestras relaciones con Marruecos y con el entorno estratégico del Mediterráneo Occidental, en general, serían mucho más estables y armoniosas. Y la Cámara de Representantes marroquíes no reivindicaría la soberanía de Ceuta y Melilla junto con la revisión en su totalidad de sus relaciones con España, como lo está haciendo estos días.
Es verdad que la OTAN puede actuar en Afganistán, en Pakistán o en el Océano Índico siempre garantizando los intereses de los aliados, entre los que nos hallamos, pero no es menos cierto que parece trasnochado e incoherente que la Alianza no tenga incluido en su sistema de defensa una parte del territorio nacional de uno de sus aliados más importantes y fiables.
También aparecen agravios comparativos. Por ejemplo ¿Por qué para Francia se consideraron dentro de la Alianza a sus Departamentos argelinos con menos justificación legítima que Ceuta y Melilla? Un segundo caso, cuando Turquía ingresó en la Alianza se hizo un Protocolo Adicional al Tratado de Washington. ¿Cuál es la razón por la que a España no se le reconoce todo su territorio nacional constitucionalmente e internacionalmente legítimo? ¿Es que somos un socio de segunda fila en la Alianza?
La seguridad y defensa de nuestro territorio nacional tendría una mayor garantía y credibilidad si se incluyeran Ceuta y Melilla dentro del sistema defensivo aliado, mediante el oportuno Protocolo, en su caso, o el procedimiento jurídico que se estimara conveniente. Se trata de un asunto de voluntad política, no de un problema técnico-jurídico. Entonces seríamos, de verdad, un aliado entre iguales.
Como final, aprovechando estos momentos de la aprobación del nuevo CE, de revisiones y cambios profundos y de la natural evolución y consolidación de la Alianza Atlántica, parece oportuno que se elimine esta incoherencia en la OTAN en aras de construir una Alianza más sólida, compacta y creíble. No deberíamos dejar pasar esta oportunidad

*Jesús Rafael Argumosa es General de División

Ex- Jefe de la Escuela de Altos Estudios de la Defensa (EALEDE) del CESEDEN.
Como General de Brigada fue Jefe de la División de Estrategia y Cooperación Militar del EMACON
Visitasclick here

0 comentarios:

COMUNIDAD DE BLOGS DE CEUTA