....REVISTA DIÁRIA CULTURAL Y DE ÓCIO DE CEUTA.... Este sitio en la red pretende la difusión de Ceuta en general a través de sus blogs y colaboradores y unir artículos ya publicados en internet con referencias a Ceuta. Si tienes algo que contar, alguna propuesta que hacer, quieres que te publiquemos alguna foto, etc.., mándanoslo al correo blogceuta@hotmail.es . . ...

26/1/16

EL GATO VERDE por Antonio Jimenez


CUENTO
Las margaritas y la palmera

      Todos los cuentos, tienen que comenzar con la “Mágica” frase de: “Érase una vez…”

     Érase una vez, hace mucho, mucho tiempo, que en un patio de una casa de la ciudad de Belén, plantaron una palmera. Con el paso del tiempo, la palmera se hizo más y más grande, con un tronco robusto y unas palmas largas y verdes como esmeraldas.
     Por aquel entonces, los romanos gobernaban toda Palestina. Ruperto, más conocido por “Ruper”, uno de los gorriones que habitaba en el tejado de la casa, era el que más se posaba en la palmera.
      Pasado un tiempo, Ruper, se dio cuenta de que en el tronco de la palmera habían crecido  margaritas. Este hecho lo comentó con otros gorriones del tejado; entre ellos, “ Plinio el Viejo”,  el gorrión más sabio del tejado.

      -Creo –dijo Plinio el Viejo-, que la tormenta de aire que tuvimos hace unos meses, ha debido de arrastrar alguna semilla de margarita depositándola  en el tronco …ésa es la razón por la cual ha crecido margaritas en un lugar poco usual.
      Fue pasando el tiempo, y tras un periodo de frío, las margaritas se marchitaron. Días después, Ruper, se dio cuenta de que la palmera tenía las palmas descoloridas. Este detalle lo puso en conocimiento de Plinio el Viejo.
      -Las palmeras y las flores son seres vivos, y tienen sentimientos igual  que nosotros los gorriones. Al marchitarse las margaritas, la palmera se ha puesto triste pero, no hay que preocuparse, cuando llegue la primavera volverá a crecer y la palmera se pondrá alegre otra vez –dijo Plinio el viejo.
      Después de la conversación entre Ruper y Plinio el viejo, siguieron semanas de lluvia y frío, y las palmas seguían marchitas.
      Pero un  día el tiempo se hizo más caluroso, y las margaritas volvieron a brotar en el tronco de la palmera.
      Años más tarde, las margaritas seguían en el tronco de la palmera, y habían otros gorriones en el tejado.
      -Es curioso –dijo uno de los gorriones del tejado-, es la única palmera de todo Belén, que tiene las palmas más brillante y los dátiles más exquisitos. ¿A qué se deberá?
      -Se debe a las margaritas –respondió otro gorrión.
      -¿Y tú como lo sabes?
      -Lo sé, por que me lo contó mi tío, Plinio el Viejo.
      -Pues debe hacer muchos años de ello –dijo el primer gorrión.
      -Cierto –contestó el  gorrión llamado “ Plinio el Joven”-. Mi tío me contó, que hubo un tiempo en que la palmera pareció marchitarse, ya que las margaritas lo habían hecho semanas antes.
      -¿Y qué pasó después? –volvió a preguntar el primer gorrión.
      -Pasó, que las margaritas volvieron a crecer, y la palmera recobró su esplendor…lo curioso, es que al poco tiempo los dueños de la casa cortaron unas palmas y se fueron a Jerusalén.
      -¿A qué? –preguntó el otro.
      -Cuentan –respondió Plinio el Joven-, que fueron a Jerusalén a darle la bienvenida a una persona muy importante…por eso llevaron las palmas.


              Antonio  Jiménez            Cunit   2004

Visitasclick here

0 comentarios:

COMUNIDAD DE BLOGS DE CEUTA