VISITE BLOGDECEUTA

VISITA EL PRIMER PORTAL DE BLOG EN CEUTA

Share:

FELIZ 2022 BLOGCEUTA


 

Share:

FELIZ NOCHE VIEJA DESDE BLOGCEUTA


Share:

Y Ulises saltó la valla de Ceuta







"Partir para contar" es la historia de Mahmud Traoré, un joven que tardó tres años en viajar de Dakar a Sevilla y que narra una poderosa odisea en primera persona



Por: http://www.playgroundmag.net

Les hemos visto gritar ante las cámaras con los brazos extendidos, como las figuras de los fusilamientos retratados por Goya. Brincan, lloran, suplican, corren todos juntos, iguales, y de fondo una voz en off: “30.000 subsaharianos se avalanzan sobre la valla de Ceuta”. Algunos nos han susurrado su travesía, un resumen: quiénes les esperan, quiénes les persiguen, que no tienen nada que perder. Hasta ahora, el periplo de un migrante nunca se había contado así.
“Partir para contar” (Pepitas de Calabaza, 2014) es la historia deMahmud Traoré, un joven que tardó tres años en viajar desde Dakar a Sevilla y que, alcanzado su destino en 2010, se lo contó todo a Sonia Retamero. Durante treinta horas de conversación grabada, le narró una odisea particular que es la de muchos y la de ninguno, que nos queda a un océano de distancia y de la que sin embargo creemos saberlo todo. Retamero entregó la grabación al escritor y periodista Bruno le Dantec, quien se encargó de trasladar esta odisea a la palabra escrita.
Mahmud Traoré cuenta los motivos que lo impulsaron a irse y las lecciones que hoy día extrae de su decisión. Sobre todo, rompe la maldición de la mayoría de relatos que tratan de arrojar luz sobre la polvorienta ruta a El Dorado europeo: aquí, por una vez, el inmigrante es protagonista y voz de su propia historia.
Mahmud escapó de la pobreza, de la vida en el campo, sin haber cumplido los veinte. Atravesó el Sahel, el Sáhara, Libia, el Magreb y el 29 de septiembre de 2005 participó en un asalto multitudinario a la valla de la frontera de Ceuta, el primero de este tipo que se difundió en las televisiones españolas: “La mayoría murieron por disparos de bala, otros fueron pisoteados durante la avalancha y algunos dicen haber visto a desgraciados abrirse el vientre sobre las concertinas de púas, o ser alcanzados por una bala en lo alto de la valla y morir arriba, suspendidos entre África y Europa”.
A través de estas páginas, uno puede ir más allá de la versión simplista que achaca a las mafias y a los traficantes de seres humanos el fenómeno migratorio en la fronteras sureñas de Europa. Mahmud habla de los campamentos clandestinos en el desierto, proto-estados donde loschairman, los padrinos que gobiernan, obtienen tanto provecho como intermediarios entre migrantes y traficantes que ni siquiera tienen la necesidad de soñar con Europa. También habla de los ataques, saqueos y extrema violencia de la policía marroquí, a menudo causa de las carreras en masa hacia la valla: “Los Alís lo destruyen todo a su paso, tanto chozas como provisiones. Antes de mandarlos al desierto, a los que detienen les dan una paliza de muerte y les roban todas sus pertenencias”.
“El aire caliente y denso te corta la respiración, te falta el aliento, te entra el pánico. […] Oteamos el horizonte en busca de una señal de vida, un oasis, un pozo, una ciudad, pero no hay nada, salvo espejismos ondulantes que engañan nuestra vista. Hasta he creído ver el mar a lo lejos, al alcance de un último sprint, como si el Mediterráneo avanzara y viniese a nuestro encuentro”. Mahmud sobrevivirá a base de leche en polvo con azúcar, verá machetazos y deberá defenderse en el interior de una furgoneta atestada. Contará por qué en África, cada procedencia es una marca, un destino, y sólo resisten los más fuertes.
El clandestino no sólo tiene motivaciones materiales para jugárselo todo. En su caso, también está el orgullo y la curiosidad, la simple fuerza de un joven para lanzarse a un rito de iniciación en el que tendrá que lidiar con el brutal negocio de las fronteras sin poder dar marcha atrás.
Nos mostrará la inmesidad de la pequeñez, la felicidad del miserable, de qué está hecha la fuerza para insistir en seguir vivo: “Un día le echo una mano a una señora que está de mudanza y me paga sesenta euros. Es la primera vez que me pagan tan bien. Estoy loco de alegría y para celebrarlo doy unos pasitos de danza en nuestro dormitorio”.
"Partir para contar" no sirve sólo para concienciarse o entrenar el espíritu compasivo, ni para comprender que la actual política refractaria de inmigración europea no es sostenible ni humana. Este libro es el relato imprescindible de este siglo: si Ulises se reencarnara en un hombre contemporáneo, sería un magrebí o un subsahariano.
Share:

CUADRO ZAPADORES EN CEUTA

Donación de un cuadro de Ferrer-Dalmau al Regimiento de Ingenieros nº 7

AÑO 2013

La Asociación Retógenes, Amigos de la Historia Militar entregó el 22 de noviembre 2013 el cuadro Zapadores en Ceuta: Homenaje al RING-7 al Regimiento de Ingenieros nº 7, obra del artista Augusto Ferrer-Dalmau Nieto.
El acto, al que asistieron diversas autoridades militares y miembros de dicha asociación, tuvo lugar en el acuartelamiento del RING nº 7 y fue presidido por el comandante general de Ceuta, general José Manuel Sanz Román. En el transcurso del mismo el representante de la Asociación, José Montes Ramos, y el jefe del Regimiento, coronel Díez Gonzalo, pronunciaron sendos discursos de agradecimiento. Finalizó el acto con la firma de las actas de entrega por parte del donante, del receptor y los testigos.
La obra evoca un episodio ocurrido hace más de doscientos años, en los primeros meses de 1808, cuando procedente del Regimiento Real de Zapadores Minadores de Alcalá de Henares, llegó a Ceuta  la tercera compañía  del segundo batallón del regimiento. La pintura, representa  a un grupo de zapadores, de principios del siglo XIX, realizando trabajos a orillas del Mediterráneo.
 
Share:

28 de diciembre: día de los inocentes

día de los inocentes : Tres tigres tristes



Hoy es 28 de diciembre. En España celebramos el día de los Santos Inocentes. Es un día para gastar bromas y contar mentiras a los demás.

El origen de esta fiesta es religioso cristiano, como casi todas las fiestas españolas. Cuando Jesús nació, una estrella muy grande y especial apareció en el cielo para señalar dónde nacería el Hijo de Dios. Tres reyes de Oriente la vieron, y decidieron viajar hasta donde estaba la estrella, porque sabían que algo muy importante iba a suceder allí: pensaban que iba a nacer un nuevo Rey, el rey más importante de todos.
Cuando estaban llegando al lugar, después de un larguísimo viaje, Herodes, el rey de Israel, les invitó a su casa para hablar con ellos. Les preguntó por qué habían venido desde tan lejos, y ellos le dijeron lo que pensaban: un gran rey, el más importante de todos los reyes del mundo, iba a nacer allí cerca, y habían venido a conocerle.

Cuando escuchó esto, Herodes se puso muy nervioso: él era un rey, y no quería que otro rey más importante que él le quitara el poder, el dinero y la tierra. ¡Pero no sabía qué niño sería el nuevo rey! Entonces, mandó a sus soldados a que mataran a todos los niños que tuvieran menos de 2 años. Así mataría también al nuevo rey.
Los católicos celebran el día de los Santos Inocentes el 28 de diciembre. Los Santos Inocentes son los niños que murieron asesinados por Herodes. Son inocentes porque no tienen pecado, ni culpa de nada. ¡Los niños pequeños no pueden ser malos!

Pero inocente también tiene otro significado en español: es alguien que siempre se cree las mentiras y las bromas de los demás. Por eso, en España celebramos el día de los inocentes contando mentiras y gastando bromas a nuestros amigos.
Por ejemplo, una amiga me ha escrito un mensaje hoy para decirme que ha tenido un accidente de coche y se ha roto una pierna. La he llamado muy preocupado, y se ha reído de mí, porque he creído su mentira. ¡Soy un inocente! Todos los periódicos y los telediarios cuentan mentiras también, así que ahora voy a leer los periódicos españoles para buscar la mentira de este año.
Y vosotros, ¿qué mentira vais a contar a vuestros amigos?
¡Abrazos a todos!

Share:

PRIMERA CRÓNICA EN CEUTA DE LA GUERRA DE ÁFRICA

ANTONIO DE ALARCÓN FUE PERIODISTA, POETA Y SOLDADO, CRONISTA OFICIAL DE LA GUERRA DE ÁFRICA


El poeta y escritor Pedro Antonio de Alarcón nació en Guadix (Granada), hijo de una familia acomodada
Con 20 años fue redimido del antiguo servicio militar obligatorio, supuestamente, como soldado de “cuota”, o pago de una determinada cantidad para que llamado a filas se librara de ir a la guerra. Aquel sistema de reclutamiento creo que fue tremendamente injusto, dado que suponía pagar para no tener que ir a morir; mientras que a quienes eran humildes de solemnidad no les quedaba más remedio de ir a la “mili” a servir de carne de cañón.
Pero el mismo Alarcón corregiría después tal injusticia alistándose voluntario con 26 años, como en adelante veremos.
Alarcón se marchó a Madrid a estudiar periodismo, en cuya capital frecuentaba círculos de la más alta sociedad. En la Universidad trabó muy buena amistad con el teniente general Antonio Ros de Olano, un catalán, que también estudiaba periodismo, aparte de haberse antes licenciado en Derecho y ser poeta romántico.
Y también Olano se hizo amigo íntimo del poeta de su mismo estilo romántico, el extremeño José Espronceda, de Almendralejo (Badajoz), quien escribió una extensísima oda de 200 páginas: “El Diablo del Mundo”, cuyo libro dedicó a Olano y éste, a su vez, se lo prologó.
Por cierto, que me voy a permitir hacer un inciso para poner de relieve un dato muy poco conocido sobre Espronceda que descubrí cuando investigaba sobre mi libro: “Mirandilla, sus tierras y sus gentes”, la historia de mi pueblo hasta entonces inédita, que me editó la Diputación de Badajos en 2005.
Y es que Esproceda vivió a temporadas en Mirandilla, en una finca de su propiedad sembrada de viñedos y olivos, dotada de vivienda rural, en el lugar allí conocido por Los Cerrajones. Los olivos todavía siguen sembrados, pero la casa debió ser derruida, y de los viñedos sólo quedan algunos retoños que las raíces de cepas de vez en cuando reproducen.
Tras haber finalizado ambos los estudios, el general Olano fue nombrado jefe del Tercer Cuerpo de Ejército de África que se estaba organizando en Málaga. Los marroquíes no dejaban de hostigar con duros ataques a Ceuta desde la kabila de Ányera, parapetados en el “Boquete”, desde donde la artillería marroquí lanzaba frecuentes y duros ataques, sin atender los insistentes requerimientos que se les hacían para que cesaran en las hostilidades o se adoptarían las consiguientes medidas defensivas y de represalia.
En vista de que no hicieron caso de las numerosas advertencias, continuando los ataques y las provocaciones, el 22-10-1859, España declaró la guerra a Marruecos. Los Cuerpos de Ejército Primero y Segundo ya estaban en el teatro de operaciones listos para entrar en combate
Isabel II había otorgado a Olano el título de Conde de la Almina de Ceuta
La amistad de Alarcón con el general Olano hizo que éste le convenciera para que participara con él en la contienda como corresponsal de guerra. Alarcón marchó de Madrid para Málaga el 30-10-1859, donde se estaba organizando el Tercer Cuerpo de Ejército que mandaría Olano y desde cuyo puerto partiría para Ceuta una Escuadra formada por 20 buques de guerra, mandada por Segundo Herrera.
También iban embarcados el general Marina y el propio Olano. En la ciudad malacitana, Alarcón se pertrechó comprando un caballo y contratando a un escudero ayudante, a modo de Don Quijote y Sancho, haciéndose de una espada y un revólver al cinto y demás pertrechos necesarios que tuvo que comprarse de su propio peculio por ser civil.
Por expreso deseo de Alarcón, el 22-11-1859 se alistó voluntario en el Ejército; en diciembre juró bandera, incorporándose entonces ya a la expedición mandada por Olano, como ordenanza suyo. Aquella guerra se afrontó con 40.000 militares españoles, la mitad de efectivos de nuestro actual Ejército.
Antes, en 1856, la reina Isabel II había honrado a Olano otorgándole el título de Conde de la Almina de Ceuta. Adelantando muy resumidamente el resultado de aquella guerra, veamos la crónica que Alarcón escribió: “El general Ros de Olano los dejó acercarse cuanto quisieron (a los marroquíes), sin inquietarse de sus alaridos, ni de las banderas que ondeaban ante nuestros ojos; pero luego los vio a distancia y apiñados (…), y mandó hacer fuego a la artillería.
Yo no he visto nunca puntería tan admirable”. Olano cayó enfermo de cólera y tuvo que curarse. Mientras duró su ausencia, Alarcón pasó a servir como ordenanza del general O`Donnell, se supone que bien recomendado por su compañero y paisano catalán, Olano.
En enero, ya recuperado éste de la enfermedad, se inició el avance hacia Tetuán. En una de las escaramuzas, el Tercer Cuerpo del Ejército mandado por Olano infringió una nueva derrota a los atacantes cerca del río llamado Guad-el-Jelú, y la reina volvió a concederle dos títulos más de nobleza: marqués de Guad-el-Jelú y Vizconde de Ros. En febrero las tropas españolas tomaron Tetuán. El sultán se vio obligado a retirarse a Wad-Ras. Allí fue definitivamente derrotado el 23 de marzo, viéndose obligado a pedir la paz”.
Pero vayamos a la primera crónica de Alarcón escrita desde Ceuta, en la que este artículo se centra. La expedición de Olano salió del puerto de Málaga el 11-12-1859. La escuadra estaba formada por 20 buques de guerra que zarparon de Málaga de noche y, tras atravesar el Estrecho de Gibraltar, llegaron el día 12 siguiente por la mañana a Ceuta. Aquí Alarcón comienza su primera crónica: “A la llegada lo primero que se divisa es el Monte Hacho, famoso presidio, recinto de expiación de la tristeza, visión de los insomnios de madres, esposas, hijas y de infelices penados.
Ceuta, dispuesta en escalones, graciosa y bella en su conjunto, rodeada de jardines y huertos, limpia y cuidada. Al otro lado de sus recias murallas, una verde pradera en la que pacían tranquilamente muchas vacas de la granja del Ejército.
En la ladera de una colina, tiendas de campaña, a lo largo un gran edificio y una bandera. Al fondo, el Boquete de Ányera, una serie de alturas, las montañas del Atlas, próximo a la sierra de Belliones. Al llegar a Ceuta, se hallaban acampados en sus calles 10.000 soldados, bandas de música y cornetas, camillas de enfermos, recuas enteras, acémilas cargadas de provisiones y víveres, fogones instalados en el suelo, donde el uno guisa, el otro parte leña, éste llega con agua, aquél se cose y se remienda, un boquete de fusiles en cada plaza, un caballo en cada reja, un vivac en cada puerta, por un lado equipajes, por otro cañones, una cama improvisada en cada rincón, allá otros cantan, éstos que juegan, aquéllos que se quejan, y cada cual atendiéndose a sí mismo, de su ropa, de su cama, de su casa, de sus animales, de las órdenes recibidas y de las que dan los cornetas, algunos poniéndose a escribir sobre una pila de balas, otros lavándose en medio de la calle, quien pensando en la Península y en el correo, quien los compañeros le esperan en el campamento a ver si muerto.
¡Oh, es el cuadro más vivo, más animado, más pintoresco que pueda imaginarse!. ¡Qué variedad de tipos, de caracteres, de dialectos, de uniformes!. El catalán irascible, el sosegado gallego, el locuaz andaluz, el serio castellano, el conciso y terminante aragonés.
Escribo estas líneas desde la Plaza de la Constitución de Ceuta
Eran las doce de la mañana y seguía esperando el desembarque de mi caballo para salir a reconocer el campo de Ceuta; cuando supe que los moros acababan de atacar el Cuerpo de Reserva, mandado por el general Prim. Este aviso muchos lo oyeron sin inmutarse; me impresionó a mí vivamente, que abandoné caballo, equipaje y almuerzo a merced de la casualidad y emprendí a pie el camino del Serrallo, deseoso de ver a los marroquíes y de presenciar una acción de guerra. Salí de Ceuta atravesando sus inexpugnables fortificaciones, sus anchos fosos, algunos de ellos henchidos de agua por el mar, y sus redobladas puertas acribilladas a balazos por las espingardas moras; y me encontré en el primer campamento, ocupado hoy por el Primer Cuerpo de Ejército, que se ha bajado a aquel punto a descansar de las duras fatigas con que inauguró esta campaña (…).
Allí, a las puertas de sus tiendas estaban tendidos, o entregados a inocentes juegos, o paseando pensativos con la compañía del inseparable cigarro, los héroes del día 25 de noviembre, los que habían sufrido el primer empuje de los moros y todas las inclemencias de los demás rigores del más deshecho temporal, los que habían soportado sin inclinar la cabeza todos los rigores de la guerra, todas las privaciones del despoblado y el azote implacable de la peste.
Yo los miré con amor y veneración; y, creyendo encontrar en sus filas el hueco de los que yacían en los vecinos bosques, les tributé el sufragio de mi religiosa pena. Luego pensé en sus enlutadas familias, que no verían ni tan siquiera la tumba de aquellas nobles prendas de casa, y mi corazón se afligió más de lo que es costumbre en estos lugares.
Remotos disparos me trajo una ráfaga de viento. Apresté el paso y llegué a las alturas del Otero, donde alcancé a ver lejos dos o tres líneas de humo a los alrededores en un bosque muy cerrado. Los secos estampidos de la pólvora menudeaban cada vez más.
La línea de combate abarcaría un frente de media legua, o sea, desde nuestro reducto más avanzado, que se llama Príncipe de Asturias (Barriada el Príncipe) hasta la misma orilla del mar. Es una lucha en que nuestro Ejercito pelea a cara descubierta, mientras que los enemigos combaten en el lugar que les parece mejor, siempre ocultos o parapetados, valiéndose de emboscadas y sorpresas, y aprovechándose de la retirada forzosa del anochecer para dejar sus guaridas y picarnos por la retaguardia.
Hoy los batallones de Prim han desalojado a los moros de los bosques en que habían estado parapetados todo el día, y han ocupado posiciones que conservaremos y que nos serán muy útiles para proteger la construcción del camino de Tetuán.
En este momento oigo decir que entre nuestros muertos figura el bizarro coronel Molins, de quien se cuenta que hace tres días, contemplando los inanimados restos de los cazadores que acababan de caer a su lado, exclamó lúgubremente: “¡Cuántos padres no volveremos a abrazar a nuestros hijos!”.
Terminemos por hoy. Escribo estas líneas desde la Plaza de la Constitución de Ceuta. Son las ocho de la noche. Ya ha acabado este grandioso e inolvidable día en que ha dado principio mi vida de soldado. La plaza está llena de hogueras, dos o tres músicas tocan retreta, y los soldados aplauden medio dormidos.
Yo tengo mi vivac en unas vigas del Parque de Ingenieros que he encontrado cerca de una pared. Sobre dos de ella he extendido al aire libre mi cama de campaña. De otra, está atado mi caballo, mareado todavía de las resultas de la navegación; otra me ha servido de mesa para cenar; las restantes han sido mi sofá, mi ropero y mi lavabo. Por lo demás, las estrellas y la luna decoran ya las azules cortinas de mi lecho. Buenas noches. ¡Ah, se me olvidaba!. En Ceuta los serenos dicen también: ¡Ave María Purísima”.
Aquella guerra, habiendo sido una gran victoria para España que restituyó la dignidad y el honor patrio de los españoles, se saldó con 4.040 españoles muertos, más 4.994 heridos.
Las cifras son la expresión más elocuente del mal que toda guerra representa, independientemente de que algunas sean justas, o no haya más remedio que hacerlas.
Cicerón ya dijo en su momento: ”Prefiero la paz más injusta, a la más justa de las guerras”. Cervantes, en El Quijote, que: “La paz es el mayor bien que se tiene en la vida, y que no es bien que hombres honrados sean verdugos de otros hombres”. Y Juan Pablo II: “La guerra es siempre una derrota de la humanidad”. Antonio Guerra
Share:

Acceso a los jardines de la Hípica CEUTA

Bahía Norte y antigua puerta de acceso a los jardines de la Hípica
FOTO PEPE FORTES
Share:

NAVIDAD

foto de  http://sobrehistoria.com/ 

La Navidad representa para el mundo cristiano el resurgimiento de la esperanza de salvación que trajo consigo Jesucristo... la rememoración de su mensaje de amor, paz y redención.
Cada año desde hace aproximadamente 2.000 años, la noche del 24 de diciembre se festeja la Noche Buena y al siguiente día laNatividad.
Sin embargo, la fecha exacta del nacimiento de Jesús es uno de los tantos misterios aún por desentrañar acerca de su vida. El año en que ocurrió este acontecimiento bien pudo ser entre el ocho y el cuatro antes de nuestra era; y en lo que respecta al día, se dice que los primeros cristianos tenían la creencia de que había sido un 25, aunque podía haber sido entre marzo y diciembre.
Lo importante para el mundo cristiano era recordar el nacimiento del niño Jesús en Belén y mantener viva su Palabra, y así, se eligió el mes en que se desarrollaban las celebraciones más relevantes. En Roma, las Saturnalia eran fiestas dedicadas al dios Saturno en las cuales abundaban cantos y vinos; las Sigillaria, era la fiesta de las muñecas; las Brumalia, conmemoraban el nacimiento del sol; las Juvenalia, eran festivales en honor a la juventud; las Hanukkah eran las fiestas de las luces, etcétera.
En el año 270, el emperador Aureliano consideró que si debía fijarse una fecha para conmemorar la Navidad, ésta debía coincidir con otras festividades entre las que destacaba la del 25 de diciembre, las Brumalia o renacimiento del Sol. Fue hasta mediados del siglo IV, cuando la Iglesia Romana determinó esa fecha como el día de la Natividad y el seis de enero como el de la Adoración de los Reyes Magos.
Al paso de los años, el cristianismo fue extendiéndose, y aunque la Iglesia cristiana trataba de impedir que las tradiciones y celebraciones paganas "empañaran" los festejos por el nacimiento de Jesucristo, las nuevas modalidades fueron enriqueciendo la fiesta navideña para que no dejara de sentirse el regocijo por la llegada de Jesús.
Este año, la Navidad es también una fecha para celebrar, pero no hagamos de nuestra felicidad un pretexto para disfrutar de fiesta y banquete, sin que su esencia y su razón de ser inunde nuestros corazones del mismo amor, de la misma comprensión y los mismos deseos que tuvo El para con sus hermanos del mundo...http://www.icarito.cl/
Share:

Historia de Navidad






Es difícil precisar cuando comenzó a celebrarse la Navidad tal cual hoy la conocemos. Lo cierto es que las costumbres, mitos y leyendas que se le fueron sumando a lo largo de los siglos provienen de muchos países diferentes.

Tampoco se conoce el día exacto del nacimiento de Jesús, aunque se sabe que fue durante el reinado de Herodes. A mediados del siglo IV, el Papa Julio I estableció la fecha del 25 de diciembre, día próximo a muchas fiestas del solsticio de invierno que se celebran en la antigüedad.

La aparición de Papá Noel también llamado Santa Claus, Sinterklaas o Pere Noel, según el país- así como la tradición del árbol navideño o la representación del pesebre, son costumbres que provienen tanto de la leyenda como de la realidad.

La figura de Papá Noel, por ejemplo, esta inspirada en la vida del obispo de Mira - en la actual Turquía- conocido hoy como San Nicolás, que fue muy popular por su bondad y generosidad con los pobres.


EL ÁRBOL:

Cuando en invierno los árboles perdían sus hojas, los germanos los vestían para que los espíritus buenos que en ellos habitaban regresaran pronto. Los adornos más comunes eran manzanas o piedra pintadas, eso fue el origen de los adornos, las bolas de cristal se incorporan alrededor de 1750 en Bohemia.

Buena parte de la tradición del árbol de Navidad, en cambio, tuvo su origen en una leyenda europea: se dice que durante una fría noche de invierno, un niño busco refugio en la casa de un leñador y su esposa, que lo recibieron y le dieron de comer. Durante la noche el niño se convirtió en un ángel vestido de oro: era el niño Dios. Para recompensar la bondad de los ancianos, tomo una rama de un pino y les dijo que la sembraran, prometiéndoles que cada año daría frutos. Y así fue: aquel árbol dio manzanas de oro y nueces de plata. Fue San Francisco de Asis quien populariza la costumbre de armar un pesebre. En su viaje a Belén, en el año 1220, quedo asombrado por la manera como se celebraba allí la Navidad. Entonces, cuando regreso a Italia le pidió autorización al Papa Honorio III para representar el nacimiento de Jesús con un pesebre viviente. A partir de ese momento, la tradición se extendió por Europa y luego por el resto del mundo. Hoy Papá Noel, el arbolito y el pesebre son los símbolos universales de la Navidad. Tan universales como la costumbre de desearles a todos y en todas partes, felices fiestas. fuente:aciprensa
Share:

YA ES NOCHE BUENA POR BLOGCEUTA


Ya es noche buena y claro, mañana navidad, ya sé que estas fiestas cada uno las celebra de diferente manera.

Creo que las excusas de  los que no festejan estos días son muy respetables.

Algunas son que ya no es como antes, que se está perdiendo el ambiente.

Otras, que faltan seres queridos y no apetece.

A la primera excusa: opino que la navidad es una, no hay un antes y otra ahora, la navidad la haces tú, con tu ilusión por los adornos, las luces, el belén, las cenas de amigos y familiares, todo esto lo tienes que hacer tu con los tuyos y poner toda la bondad que puedas.

A la segunda: que seguro que los que faltan festejaron sus navidades con alegría dándote a ti la ilusión de estos días

Dales tu a los tuyos lo que te dieron a ti los que faltan.

Feliz navidad te desea blogceuta y celebra la navidad como se merecen los que te quieren y los que te quisieron.

Saludos…Carlos Cordero
Share:

CANAPES DE FIN DE AÑO


Hoy preparamos canapés y aperitivos, originales, fáciles de hacer y variados. Te presento 5 propuestas de canapés perfectos para sorprender a los tuyos estas navidades, para presentar en tus comidas familiares o servir en reuniones con amigos.
Te cuento como se preparan estos originales y sencillos aperitivos, ¡no te pierdas el video!

Recetas De Canapés : Los Ingredientes

CANAPÉS DE SALMÓN:

  • pan de molde


  • 100 gr de salmón ahumado


  • queso Philadelphia


  • pepinillos o eneldo para decorar

  • VASITOS DE BACALAO Y NARANJA:

  • 100 gr de bacalao ahumado


  • 1 naranja


  • una pizca de aceite de oliva


  • aceitunas negras sin hueso

  • CANAPÉS DE PIMIENTOS Y ATÚN:

  • pan de molde


  • 40 gr de pimientos asados o de piquillos


  • aceitunas verdes sin hueso


  • media latita de atún


  • 2 anchoas


  • huevo cocido y rallado


  • mayonesa

  • CANAPÉS DE PAVO Y QUESO:

  • pan de molde


  • pan de molde


  • 6 rodajitas circulares de pavo y otras 2 para decorar


  • queso crema

  • CANAPÉS DE LANGOSTINOS:

  • pan de molde


  • 350 – 400 gr de langostinos cocidos


  • 3 palitos de boca de mar o surimi


  • huevo cocido y rallado


  • salsa rosa




  • Share:

    COMUNIDAD DE BLOGS DE CEUTA

    LA PERLA DEL MISTERIO

    COMIDA A DOMICILIO DE BLOGCEUTA


    BLOGCEUTA TV

    BLOGCEUTA TV
    CANAL DE BLOGCEUTA

    FUTBOLERIA DE CEUTA

    FUTBOLERIA DE CEUTA
    HISTORIA DE FUTBOL DE CEUTA

    VIDEOS SOBRE CEUTA

    VIDEOS SOBRE CEUTA
    CLIK FOTO

    SERVICIOS EN CEUTA

    SERVICIOS EN CEUTA
    CLIK FOTO

    MUSICOS DE CEUTA

    MUSICOS DE CEUTA
    CLIK FOTO

    COMIDA RAPIDA A DOMICILIO CEUTA

    COCINA DE CEUTA

    COCINA DE CEUTA
    Rafael Fontalba Cocinero reconocido en ceuta por su trabajo en la cocina y busqueda de los platos tipicos de ceuta

    FRANCISCO SANCHEZ MONTOYA

    FRANCISCO SANCHEZ MONTOYA
    Historiador..clik foto

    IMAGENES DE CEUTA POR JUAN ALONSO

    IMAGENES DE CEUTA POR JUAN ALONSO
    CLIK FOTO

    GRUPO JUAN Y VICTORIA

    GRUPO JUAN Y VICTORIA
    CLIK FOTO

    GRAN PEÑA BARCELONISTA DE CEUTA

    GRAN PEÑA BARCELONISTA DE CEUTA
    SI ERES BARCELONISTA HAZTE SOCIO

    Avisos Meteorológicos: Ciudad de Ceuta

    Avisos Meteorológicos: Ciudad de Ceuta
    DIA A DIA EN CEUTA

    Agenda Cultural

    El Protectorado español en Marruecos:

    El Protectorado español en Marruecos:
    CLIK FOTO PARA LEER

    CINE EN CEUTA

    Seguidores

    TOTAL VISITAS

    MONUMENTOS

    PLAYAS DE CEUTA

    PARQUE DE SAN AMARO

    PUERTO DE CEUTA

    PUERTO DE CEUTA
    Autoridad portuaria de Ceuta

    BARCO TURISTICO

    INSTITUTO DE ESTUDIOS CEUTIES

    ARCHIVOS